Blogia
Asociación Española de Eneagrama

Historia del eneagrama

Introducción a la historia del Eneagrama

Introducción a la historia del Eneagrama

Esta pequeña Introducción servirá de base para ir agregando entradas cronológicas sobre la "Historia del eneagrama"

--------

 

El origen del Eneagrama es bastante misterioso y todavía sigue siendo objeto de considerable debate.

La palabra “Eneagrama” es de origen griego y significa "nueve puntos".

La enseñanza original puede remontarse tan lejos cómo 2500 años a.EC, en Babilonia. Allí parece ser que existió una hermandad de sabios, llamada la “Hermandad Sarmoun”, dentro de cuya escuela florecieron muchos de los conocimientos que nos llegaron más adelante a través de los árabes. Durante los siglos XIV y XV floreció la cultura islámica, la matemática, la astronomía y el álgebra empezaron a mostrase al mundo. que a su vez fue depositaria de la antigua sabiduría Junto con la parte del mundo, se desarrolló también la parte “mística”, siendo esta misma depositaria del conocimiento “oculto”. Esta “mística islámica es lo que se conoce normalmente como “sufismo”. La trasmisión, siendo oral, se preservaba a sí misma.

Al ser, cómo decíamos de trasmisión oral, no existen registros escritos de esta enseñanza, aunque a lo largo de la literatura y de la obra de los sabios se puede seguir su rastro.

Es, a partir del siglo XX, al hacer aparición en Occidente un hombre singular, llamado George I. Gurdjieff, cuando el Eneagrama se puede constatar, tanto en su figura como en su enseñanza.

G.I.Gurdjieff (1866-1949) estaba interesado en el sentido de la vida. Viajó alrededor de África del Norte y Asia aprendiendo diversas tradiciones espirituales.

Creador de lo que el llamó el “Trabajo” y el “Cuarto Camino” trasmitió a lo largo de los años lo que había ido aprendiendo a lo largo de sus viajes, rompiendo de alguna manera, el silencio de la trasmisión maestro-alumno.

Fue un maestro sufí, de la orden Naqshbandi, quien le trasmitió el secreto conocimiento del Eneagrama. Aludió a él como un instrumento usado para reconocer la aptitud de los estudiantes en el trabajo interno y su capacitación para llevarlo a cabo.

Gurdjieff no trasmitió a sus alumnos el conocimiento que él poseía sobre el Eneagrama, aludiendo al hecho que todavía no era el momento adecuado para ello. Sin embargo, sus alumnos, se volcaron en el estudio matemático del símbolo, así como en sus propiedades de enseñanza no-verbal sobre el ritmo de los procesos tanto físicos como mentales e instintivos.

En los años 60, un chileno boliviano llamado Óscar Ichazo retoma el Eneagrama. Funda el Instituto Arica, y según una de sus variadas versiones, recibe el conocimiento del Eneagrama de unos maestros sufíes en Afganistán.

Ichazo desarrolla los 9 tipos de personalidad correspondientes a los nueve puntos del Eneagrama (él afirma que su idea es original y única). En 1971, Ichazo se traslada a Estados Unidos de Norteamérica, dónde Jhon Lilly y Claudio Naranjo, psiquiatra chileno se encontraban en el Instituto Esalen.

Naranjo reformuló el Eneagrama aplicándole el lenguaje de la psicología moderna y comenzó a enseñar su sistema, llamado Eneagrama de las Fijaciones.

Al mismo tiempo, Bob Ochs, sacerdote jesuita, presenta también el Eneagrama, que tiene una amplia repercusión en los ambientes de ciertas órdenes religiosas.

En los 80 el Eneagrama de las Fijaciones se populariza como un sistema de perfiles psicológicos. Helen Palmer y Don Richard Riso comienzan a propagarlo.

A partir de ese momento su evolución y propagación ha sido exponencial… hasta nuestros días.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres